Dicen que lo mejor de tu casa es con quien lo compartas, no cabe duda alguna; pero también es cierto que a todos nos gustaría tener una en la que nos sintamos a gusto de estar.  ¡Claro!, ¿a quién no le gustaría tener una casa bonita? Esa no es la pregunta que nos interesa, realmente la pregunta es ¿cómo pagarlo?, sobre todo ahora cuándo amoblar, decorar o darle un nuevo look al hogar, se puede sentir casi casi como pagar una segunda casa.

¿Cómo preparar el bolsillo para eso?

Decorar o re-decorar tu casa, no debe ser misión imposible. Sólo debe ser cuestión de planificar, evaluar y presupuestar; algo de lo que hablaremos más a detalle a continuación.

PLANIFICATE

Empieza por poner en blanco y negro lo que vas a hacer en tu hogar: define los espacios que vas a decorar y el orden de prioridad de cada uno de ellos.

Antes de comprar cualquier cosa, elige el estilo de decoración que deseas para tu hogar y trata de buscar varias referencias sobre ese estilo, para tener una mejor idea de lo que deseas lograr. Si utilizas Pinterest, haz un tablero con los diseños que te gustan del estilo que has escogido, así te será más fácil definir lo que realmente estás buscando.

Haz una lista de lo que estás pensando para la decoración y luego, clasifica cada elemento considerando si es algo que quieres o algo que realmente necesitas. Eso te ayudará a poner en orden las prioridades al momento de presupuestar.

Una vez tengas claro lo que deseas hacer para decorar o renovar tu hogar, entonces comienza a evaluar el “cómo” hacerlo.

EVALÚA

Cuando hablamos de evaluar, nos referimos a buscar opciones y ver cuál es la más conveniente para ti acorde a tus necesidades, tu estilo, tu espacio y por supuesto, tu presupuesto.

Cuándo evalúes el estilo de la decoración que escogiste, identifica cuales son las piezas clave para ese estilo, por ejemplo, podría ser algún sillón, accesorios, algún color en especial u otros.  De esas piezas clave, podrás determinar si cuentas con algo en casa y así, con algunos ajustes de tapizado o pintura, podría servirte para el nuevo look que quieres darle a ese espacio.  Generalmente, reciclar o reutilizar cosas que ya tienes en casa, podrían ahorrarte mucho dinero.

Otra de las cosas que debes evaluar al momento de pensar en el estilo de la decoración, es definir qué te gustaría comprar nuevo, que podrías comprar de segunda mano e inclusive, si hay algunos elementos que podrías hacer por ti mism@. Una recomendación para las compras de muebles o grandes elementos decorativos nuevos, es organizarte para realizarlas en épocas de ofertas especiales, como por ejemplo, en el Décimo tercer mes o en Black Friday.

Al momento de evaluar tus necesidades en casa, debes considerar si ese espacio que vas a decorar necesita alguna reparación o mantenimiento, ya sea el techo, alguna puerta o demás. Es importante considerarlo en tu presupuesto y realizarlo antes de decorar porque  al no hacerlo, te podrías arriesgar a estropear tu inversión en un corto plazo.

Finalmente, debes evaluar en qué momento realizarás la renovación que deseas y si necesitas de ayuda para hacerlo. Considerar la mano de obra es clave al momento de presupuestar.

 

PRESUPUESTA

Si ya tienes definido lo que quieres hacer y cómo hacerlo, será más fácil armar tu presupuesto.

Haz una estimación de todos los gastos relacionados, clasifícalos (muebles, reparaciones,  pintura, accesorios, otros) y ordénalos en orden de prioridad.

Después de esta lista, viene la pregunta que a muchos les abruma: ¿Cómo pagarlo?, ¿Ahorro o Deudas? Depende de tu necesidad. Preferiblemente utiliza los ahorros que hayas realizado para este fin.  Si ahora mismo no tienes el monto total de lo que necesitas para ello, puedes proponerte llevar a cabo la decoración por etapas. Por ejemplo, comienza con todo aquello que marcaste en tu lista como necesario. Luego, planifícate para ahorrar durante los siguientes meses para llevar a cabo la etapa 2, es decir, la segunda prioridad de tu lista. Y así te vas.   Decorar por etapas te permitirá sentir la satisfacción de que estas avanzando y no endeudarte por hacerlo todo de una vez.

Si estas considerando utilizar deudas, la recomendación principal es que te planifiques  para que pagues la deuda en un corto plazo.

Lo importante de presupuestar para la decoración de tu hogar, es que te da oportunidad de preparar tus finanzas y arroparse hasta donde la manta llegue.  De esta manera, evitarás el remordimiento de comprar cosas que no puedas pagar y podrás disfrutar plenamente del proceso de decorar tu espacio y de tener tu casa bonita.