Vivir con deudas es muy estresante, sobre todo cuando ves cómo se van tu dinero a pagar y pagar.. y tú  te quedas sin nada hasta la próxima quincena. Esto se vuelve un círculo vicioso y hay  que aprender a ponerle un Alto. Te preguntarás ¿cómo hacerlo? No hay ciencia exacta, es sólo esfuerzo, compromiso y constancia.

En lo que si te puedo ayudar es en guiarte para que seas tú quien tome el control de las deudas.

¿CÓMO LLEGUÉ HASTA AQUÍ?

Si estás ahogado en deudas, antes de poner manos a la obra debes sentarte a reflexionar ¿de qué son todas esas deudas que estás pagando? En la mayoría de los casos, son gastos innecesarios que pudiste haber evitado. 

Al final, sea cual sea el gasto, lo que si es cierto es que en la mayoría de los casos pudiste haberle hecho frente con un “fondo de emergencia” que hayas ahorrado previamente. Pero si no cuentas con ahorros sino más bien con deudas y deudas, es necesario que reflexiones por qué incurres en las deudas, pues éste es el punto de partida para parar el círculo vicioso.

¿CUÁNTO Y CON QUIÉN?

Has una lista con todas deudas, con su respectivo saldo, tasa y cuota mínima que debes pagar. Una vez puedas ver tus deudas en “Blanco y Negro” podrás definir cómo hacer para pagarlas.

Aquí te dejo un ejemplo con el que seguiremos trabajando en los siguientes puntos.

No. Deuda Tasa Saldo Cuota
1 Préstamo de Auto 7% $          7,800 $             150
2 Préstamo Personal 9% $          5,500 $                75
3 Tarjeta de Crédito 1 19% $             800 $                80
4 Tarjeta de Crédito 2 15% $             600 $                20
Total $       14,700 $             325

 

¿CUÁNTO TENGO Y CUÁNTO PUEDO PAGAR?

Ya sabes que es lo que quieres lograr: saldar tus deudas. Sin embargo, no puedes dejar de comer para pagarlas, por lo que debes hacer un presupuesto de tus ingresos y los gastos estrictamente necesarios: hipoteca, gastos de servicio público, supermercado, combustible, etc.

Ten en cuenta que ni el plan de celular, ni la cuota del gimnasio de lujo, ni salir a almorzar todos los domingos son clasificados como gastos estrictamente necesarios. En cuanto al celular, podrías elegir un plan más barato, en cuanto al gimnasio, podrías hacer ejercicios al aire libre  y en cuanto los almuerzos, podrías cocinar en casa y  ahorrarte un par de dólares.

La razón por la que debes identificar cuál es tu ingreso menos los gastos estrictamente necesarios es porque debes saber con cuánto dinero cuentas para pagar tus deudas. No pienses que sólo vas a pagar el mínimo que te exigen, nunca te limites a pagar el mínimo de la cuota porque pagarías la deuda en un plazo muy largo y además, pagarías de 2 a 3 veces el monto que pediste prestado.

¿CÓMO PAGARLO?

Ya sabes cuánto debes a tus acreedores y sabes cuánto dinero tienes disponible para pagar tus deudas. Continuando con el ejemplo del cuadro anterior, supongamos que el dinero disponible para pagar deudas es de $400. La suma de las cuotas que debo pagar es $325, por lo cual estaría pagando un extra de $75.

Ahora el dilema es, ¿a qué deuda pago ese extra? Como dije al principio del artículo, ¡no hay ciencia exacta para cancelar tus deudas! No obstante, en los casos en que hay demasiadas deudas, te recomendaría ir “de lo más pequeño a lo más grande”.

Puedes comenzar por terminar tus deudas más chicas y así, concentrarte en las grandes. El beneficio de esta alternativa es que ves los resultados en corto plazo, lo cual es motivador y a la vez, te incentiva a saldar tus deudas más grandes. Utilizando el ejemplo anterior, la distribución de los $75 extras irían a la Tarjeta de Crédito 2, la cual tiene el saldo más pequeño.

No. Deuda Tasa Saldo Cuota Mi Pago
1 Préstamo de Auto 7% $          7,800 $             150 $             150
2 Préstamo Personal 9% $          5,500 $                75 $                75
3 Tarjeta de Crédito 1 19% $             800 $                80 $                80
4 Tarjeta de Crédito 2 15% $             600 $                20 $                95
Total $       14,700 $             325 $             400

 

Al terminar con el saldo de la Tarjeta de Crédito 2, continúa con la Tarjeta de Crédito 1 y el Préstamo Personal. Eso sí, los $400 para el pago de deudas deben estar disponibles hasta que termines de pagar tu última deuda. No porque terminaste de saldar una deuda, vas a disminuir el monto destinado para pagar las otras deudas pendientes.

 

¡ C O N S T A N C I A !

La clave para los 4 puntos anteriores es la CONSTANCIA. Con un solo mes que hagas el esfuerzo, no verás los resultados. Al principio es difícil, pero es muy motivador cuando comienzas a ver los resultados y no sientas tantas presiones porque tienes una deuda menos.

Ser disciplinado con tu plan de pagos es esencial para ver los resultados.

Una vez te sacudas a las deudas, verás cómo vuelves a VIVIR!