Diciembre y nuestros bolsillos tienen una relación muy especial: siempre hay dinero extra, ya sea por el pago de décimo tercer mes, las bonificaciones y/o aguinaldos.

 

Éste es el mes en el que aprovechamos darnos todos los lujos, porque es la época en la que tenemos más dinero de lo usual. A veces nos emocionamos tanto, que nos los gastamos el dinero extra antes de recibirlo… (espero que ese no sea tu caso).  Otras veces, nos vamos emocionando con las compras y se nos va el dinero extra de la manos.. ¡sin darnos cuenta!

Lo cierto es que si no tienes un PLAN cuándo recibas ese dinero extra, lo único seguro es que va a DESAPARECER. 

Hay algo importante que tenemos que recordar:

Te tomó todo 1 año trabajo, esfuerzo y sacrificios ganarte ese dinerito extra, lo menos que puedes hacer es ¡sacarle el jugo!.

 

Este año, te recomiendo varias opciones para sacarle provecho al máximo a ese dinero extra de Diciembre.

 

OPCIÓN 1 – Ahorra para tu Futuro

Esta opción es excelente para ti si no tienes nada ahorrado para emergencias o no tienes ahorros para tu retiro, comenzar a crearlo desde ya, es una excelente inversión en tu futuro.

 ¿Parece aburrido ahorrar el aguinaldo? Quizás. Sin embargo, cuando llega el momento en que realmente lo necesitas, te sientes super agradecido contigo mismo por haber tomado una decisión pensando en tu futuro.

Si sabes que esta es la opción que necesitas (porque no tienes ahorros del todo) pero sientes que la tentación de gastarlo es demasiado grande, coméntale a alguien de tu entera confianza sobre tu plan de ahorrar ese dinero extra para que te recuerde tu objetivo y esté al pendiente (podría ser tu pareja, tus padres, tu mejor  amigo. Además, abre una cuenta de ahorros a parte, solo para ahorrar y deposita el dinero extra allí, asi será más fácil evitarla tentación de gastarlo.

 Con esta opción estás invirtiendo en tu PAZ y TRANQUILIDAD. Recuerda que no hay nada mejor que dormir tranquilo.

 

OPCIÓN 2 –  Tus Metas

 ¿Estás pensando en comprar un nuevo carro, casa o viajar? Usar ese dinero extra para cumplir tus metas, es también excelente opción. El truco está en invertirlo en algo que te agregue valor o ayude a mejorar tu calidad de vida.

 Aquí, debes considerar si con el dinero extra recibido es suficiente para comprar aquello que deseas. Si no es así, prográmate para seguir ahorrando hasta obtenerlo. No te desanimes, dedicar ese dinero extra para tus metas, ha acortado el camino.

Igualmente, como en la Opción 1, te recomendamos que abras una cuenta de ahorros aparte para que guardes el dinero extra y así, evites la tentación de gastarlo. 

 

OPCIÓN 3 – Invierte en ti

 

Te encantaría comenzar una maestría, pero no la puedes pagar?. Invierte tu dinero extra en ti. Recuerda que tú eres tu mejor proyecto y tu mejor inversión.

¿Cuántas veces te has dicho que te encantaría poder irte de viaje,poder participar de algún curso, aprender algún nuevo idioma o buscar ayuda para emprender? Aprovecha y sácale provecho. Utilizar el dinero extra para invertir en tu aprendizaje y desarrollo personal no es un gasto, es una inversión en ti.. y dará sus frutos. 

Invertir en estudios, emprender algún negocio o en aquello que te agregue valor, es también una excelente opción.

 

OPCIÓN 4 –  Pagar Deudas

Pagar Deudas y sentirse más tranquilo, podría ser buena idea.. pero hay algunas condiciones.

 La idea de salir de Deudas es no volverse a endeudar por cosas innecesarias. Si deseas utilizar tu dinero extra para saldar tus deudas pero te vuelves a endeudas en cosas innecesarias, realmente, estarías malgastando el dinero. Es como si te estuvieras gastando el dinero en compras en nada que te agregue valor.

El verdadero valor de utilizar tu dinero extra para saldar tus deudas, es aprender a vivir sin endeudarte innecesariamente, aprender sobre educación financiera y comenzar a cambiar tus hábitos financieros.

 Pagar Deudas para esta más tranquilo y mantener un estilo de vida acorde a tus posibilidades, allí sí sería excelente opción.

 

OPCIÓN 5 – Todo en 1

 

Otra opción es dividir tu dinero extra en las 4 primeras opciones:

  • Dedicar un 20% para tus ahorros
  • Dedicar un 30% para tus Metas
  • Dedicar un 30% para Invertir en ti
  • Dedicar un 20% para pagar Deudas

Aquí estás dedicando un poquito a cada rubro: ahorrando, cumpliendo metas, invirtiendo en ti y pagando deudas. Eso sí: sacándole el jugo al 100% al dinero extra.

 

Y tú, ¿cómo piensas utilizar tu Dinero Extra?