Si quieres encontrar dinero en tu bolsillo, una manera de hacerlo es optimizando tus gastos actuales. A la primera, generalmente pensamos que no podemos reducir nada, que vivimos con lo necesario. Sin embargo, en el fondo sabemos que no es del todo cierto y que quizás haya algo por allí que podemos reducir.  Esa resistencia que sentimos al principio es totalmente normal. Eso sí, debemos sincerarnos y realmente ser conscientes el por qué necesitamos optimizar nuestros gastos, mas allá de cortar “porque si”.

En estos momentos precisamente, donde algunos podemos tener ingresos afectados o simplemente queremos ser más precavidos para poder ahorrar más, es importante que pongamos en marcha una estrategia para hacer rendir más nuestro dinero. Algunas ideas para optimizar gastos en tu presupuesto

 

Detecta las fugas

Haz el ejercicio de anotar tus gastos por 1 mes porque esto te va a revelar dónde están esos pequeños gastos, pero repetitivos, que eventualmente se convierten en grandes fugas de dinero.  Por experiencia, anotar los gastos es un ejercicio que te ayuda a hacer muchos cambios constructivos en tu presupuesto.

 

Prepárate para ir al Super

Ahora mismo que tenemos tiempo limitado para ir al supermercado, tenemos la tentación de querer comprar para tener de reserva, lo cual no está mal, siempre y cuando la comida no se dañe. Sin embargo, este es un rubro en el que se nos puede ir la mano gastando de más.

Una manera de optimizar lo que se gasta en alimentación, es preparar de antemano un plan de alimentación o un menú semanal o quincenal, según sea tu caso. Con esto, podrás revisar qué ingredientes necesitas, revisar cuáles ya tienes en casa y cuáles tendrías que comprar en el supermercado. Con ello, podrás preparar tu lista para comprar sólo lo que necesitas.

Otro tip importante para prepararte para el supermercado es que vayas a realizar las compras sin apetito. Está comprobado que cuando vamos a comprar con hambre, terminamos comprando caprichos, gustitos y nos vemos más tentados a pasear por los pasillos a “ver que encontramos”.

 

Revisa los planes de servicios

Ya sea que tengas plan de teléfono, celular, cable o internet, es un buen momento para revisar qué nuevas opciones hay y que puedas utilizar. Algunas personas, que ahora se encuentran en teletrabajo, quizás no requieren el mismo plan de datos del celular porque ahora, están todo el tiempo en casa y conectados al internet. Esta podría ser una excelente opción para cambiar a plan de celular más económico, mientras continúas en teletrabajo.

Revisa tus estados de cuenta

Los estados de cuenta de las tarjetas de crédito, también nos revelan muchos gastos ocultos. Si tienes banca en línea, haz el ejercicio de exportar tus estados de cuenta de los último 2 o 3 meses y revisar cada uno de los gastos allí. En ocasiones, tenemos suscripciones o servicios que ya no utilizamos pero que aún, nos siguen cobrando.

 

Con estas estrategias sencillas puedes lograr grandes cambios en tu manera de gastar. Siempre y cuando, seas sincero contigo mismo y te comprometas a hacer los cambios. Por otro lado, ten en cuenta que optimizar los gastos o tomar la decisión de realizar ciertos recortes a tu presupuesto, es por una situación temporal y eventualmente, podrás retomar ciertos gustitos. No te desesperes, ni te frustres en el proceso, sólo recuerda que esta situación de crisis es temporal y también pasará.